Tag Archives: María de Los Ángeles

Rompiendo Paradigmas

 

 

María de Los Ángeles Leitón Calderón, labora en Autotransportes Desamparados desde hace más de 1 año y medio y desempeña un rol que muchos consideran “trabajo de hombres”. María es la única conductora de autobús de la empresa, sin embargo su condición no le ha impedido desarrollar sus labores de una forma eficiente. De esta forma ha roto con distintos paradigmas y ha superado las expectativas de muchas personas.

 

 

De Jiménez a ATD

 

 

María es oriunda de Tucurrique de Jiménez, ubicado en la provincia de Cartago,ahí junto con su hermano se encargaba de sembrar la tierra con semillas de tomate, vainica, chile dulce, pepino y otros vegetales y tubérculos. También se desempeñó como relojera, zapatera y reparadora de televisores. Es estilista profesional y modista pero no ejerce en estas actividades. 

 

A los14 años, con el propósito de conseguir mejores oportunidades, María decidió venir a San José. Allí un amigo le instó a que aprendiera a manejar bus y él mismo le enseño lo esencial para que así pudiera sacar la licencia C2, correspondiente a transporte público. Así fue como María empezó a manejar una buseta y a interesarse por la conducción de buses.

 

“A mediados del año 2010 escuche que en Autotransportes Desamparados existía una escuela que formaba conductores de autobús” dice María, refiriéndose a la razón que la motivo a inscribirse y formar parte del grupo que al terminar el curso obtendría la licencia B3 y formaría parte de los choferes de la empresa.

 

De esta manera el 25 de julio del 2010 María inició su primer día de trabajo a cargo del bus 42 de la Capri.

 

Dificultades

 

“Durante mis primeros días de trabajo me enfrente a personas que no  me tenían mucha confianza y pensaban que no lo iba a lograr. Otras pensaban que las personas se iban a provechar de mí. En mi familia me preguntaban que si estaba loca” recuerda María y se ríe. Sin embargo dice que eso solo han sido pequeños obstáculos que la han fortalecido y ayudado a realizar cada día un mejor trabajo, además cuenta que tuvo la suerte de contar con el apoyo de sus jefes, en especial de Ricardo  Salazar y de Robet Acarca.

 

Así mismo dice que se lleva muy bien con sus otros compañeros de trabajo y jefes, ha aprendido mucho de ellos y la han ayudado a mejorar sus habilidades como conductora de bus. Agrega que sus compañeros aprovechan que es la única mujer y le piden consejos.

 

 

 

En la calle

 

“Trabajo en las mañana y todos los días antes de empezar cada una de las carreras me encomiendo a Dios, para pedir por su protección” comenta, además manifiesta que durante el año 2011 como chofer de bus de ATD, las personas en la calle la tratan con mucho respeto, algunas personas se asombran de ver que es una mujer la que esta manejando el bus y otras la felicitan.  

 

 

Así mismo María dice que le encanta, le fascina su trabajo y que es realmente feliz haciéndolo por que puede ser ella misma y lo hace con mucho amor. También espera trabajar en ATD por muchos años más y su esperanza es salir pensionada de la empresa.

 

María es como cualquier otra mujer, disfruta pasar tiempo con sus hijas y sus nietos, le gusta visitar su familia en Tucurrique. Le gusta arreglarse y pintarse.