Mantenimiento de Medio Periodo

 

Consiste en una revisión exhaustiva de cada unidad. Esta revisión se lleva a cabo en el área de taller y tiene una duración de aproximadamente 5 horas, y se realiza cada 5.000 kilómetros recorridos por el autobús. Este mantenimiento se basa en los siguientes puntos:

 

 1.   Enfriamiento

Se realiza una revisión del sistema de enfriamiento (radiador, tapón de presión, tanque de expansión, mangueras, gasas, bomba de agua, fajas y el indicador de temperatura; se verifica la calidad del refrigerante).

 

 

2.   Suspensión

Este es uno de los aspectos en que nuestras unidades presentan la mayoría de problemas debido al mal estado de las carreteras del país. 

Se realiza una inspección visual de: resortes, balancines, pines, amortiguadores, bolsas de aire, rótulas de dirección, eje delantero. Todo esto con el fin de determinar su estado y posible reemplazo.

 

 

3.   Frenado

Se basa en lo siguiente: revisión de fibras, ajuste de frenos, revisión del correcto funcionamiento de válvulas y bombas relacionadas con el frenado.

 

 

 

4. Embrague

Se revisa y calibra correctamente el sistema de embrague, a fin de corregir anomalías en el sistema de transmisión.

 

5. Transmisión

Este punto abarca todo lo referente a barras de transmisión: copling, cruces, soportes de barra, hules, roles y tornillos de fijación.

 

6. Caja de cambios

Se revisa y/o corrige el nivel de lubricante de la misma.

 

7. Ejes

Este punto se divide en dos secciones: eje delantero y eje trasero. En la parte delantera se revisa el juego axial de las bocinas, el estado del eje direccional (pines y bushing), se verifica que ningún retenedor de bocina este dañado.

En el eje de tracción se verifica al igual que en el eje delantero el juego axial de bocinas, así como el estado de los retenedores de las mismas. También se verifica el nivel del aceite del diferencial.

 

8. Eléctrico

Aquí  se debe chequear el buen funcionamiento de todas las partes eléctricas del autobús. Se empieza por una revisión general de luces, luego  prosigue el lavado, revisión y rotación de baterías. Se prosigue con la revisión del sistema de arranque y para finalizar se debe chequear el alternador y la generación de corriente del mismo.

 

9. Llantas

En lo referente a las llantas, se debe revisar la profundidad del taco de rodamiento, la presión de aire que debe estar entre los 90 – 110 psi, según el tipo de llanta. Se procede además a la rotación especificada por el fabricante.

 

10. Sistema de admisión

Como primer paso se revisa el indicador de restricción de aire, para determinar la conveniencia de sustituir el elemento filtrante. Además se chequean las mangueras, gazas y el correcto funcionamiento del turbo cargador.

 

11. Motor

Se lava el motor a presión para verificar que no presente fugas de aceite.

 

12. Carrocería

Consta de una revisión integral de la carrocería, que incluye entre otras cosas: correcto funcionamiento de las puertas, ventanas, mamparas, cinturones de seguridad, rotulación interna y externa, asientos, etc. 

 

 

 



 

 

Matenimiento de los 15.000 Kilómetros

 

 

Cuando cada unidad cumple con 3 mantenimientos de Medio Periodo se realiza el Mantenimiento de los 15.000 Kilómetros, el cual consta de los mismos paso que se explicaron anteriormente con la única variante que la revisión del Motor además de su revisión, se cambia el aceite y se reemplaza el filtro de aceite y el lubricante de motor especificado por el fabricante.