Llantas infladas con Nitrógeno

 

El Nitrógeno se utiliza en vez del aire comprimido, pues éste normalmente lleva aceite, es húmedo y contiene oxígeno, lo cual acelera el deterioro de los neumáticos. El aire contiene alrededor de 78% de Nitrógeno, 21% de Oxígeno y 1% de otros gases. El Nitrógeno es inerte y no corrosivo. El Oxígeno por el contrario es destructivo. El aire difunde a través del neumático un 30 a 40% más rápido que el Nitrógeno lo que significa que la probabilidad de tener neumáticos desinflados con aire es mayor.

 

Beneficios de inflar las llantas con Nitrógeno:

  • Vida útil: El tiempo estimado de duración de una llanta inflada con aire es de 150 mil kilómetros, mientras que el Nitrógeno permite alcanzar más de 187 mil kilómetros; esto se debe a que migra tres veces más lento que el aire. 

 

Por otra parte, elimina la oxidación interna de la llanta porque no contiene Oxígeno, elemento que detona el desgaste del plástico y el deterioro del metal con que están formados los rines.

 

Permite un nivel adecuado de presión, ocasionando contacto uniforme con el suelo; este aspecto es importante porque las llantas se desgastan de forma prematura en las paredes al no tener la presión suficiente, y en la parte central si están infladas en exceso.

 

          El uso de nitrógeno en las llantas aumenta la vida útil de la misma en un 25%.

 

  • Mayor ahorro de gasolina: El uso de Nitrógeno reduce el calor en los neumáticos. Por consiguiente, a menor resistencia al rodamiento, mayor economía del combustible. Además un vehículo con sus llantas bien infladas puede aumentar el kilometraje recorrido en un 3.3%.

 

  • Ecológico: El uso de nitrógeno en las llantas, desencadena cómo se menciono anteriormente un ahorro de combustible y por ende menos emisiones tóxicas a la atmósfera. Así mismo, al prolongar la vida útil de las llantas, contribuye a reducir el volumen de los residuos generados por la reposición de éstas.

 

  • Seguridad Garantizada: Debido a que no es flamable evita los riesgos de explosión en caso de accidente o colapso, esto se debe a que sus moléculas son de mayor tamaño, lo que reduce la fricción.

 

Grupo ATD, tiene como meta inflar durante el primer trimestre del 2013 todas las llantas de la flota operativa con Nitrógeno.